Docentes denunciaron que el gobierno nacional no envía los recursos necesarios a las alcaldías opositoras para el pago de los incrementos salariales

Elvis Rivas.- El representante de la Federación Venezolana de Maestros en Mérida, Ramón Alí Contreras denunció que 160 docentes dependientes de la alcaldía del municipio Libertador, actualmente devengan sueldos entre 37 y 42 mil bolívares, dado que el gobierno nacional no garantiza los recursos necesarios para el pago de los incrementos salariales decretados por vía presidencial.

“Cómo va a enfrentar un educador en Venezuela  cuando su salario es mínimo, un salario de 37 mil bolívares a 42 mil bolívares mensuales, esto es correcto, pregunto yo al país?”, preguntó el dirigente gremial, quien responsabilizó al gobierno nacional de no enviar los recursos a las alcaldías opositoras para el pago de sus trabajadores.

“Ha faltado gerencia en la alcaldía pero el irresponsable ha sido el presidente de la República (Nicolás Maduro) al no mandar los recursos”, dijo el dirigente gremial, quien detaló que en maestro dependiente de la alcaldía del municipio libertador de Mérida está devengando como profesional universitario, con títulos de post grado en universidades reconocidas en el país solo por cesta ticket, 108 mil bolívares “que sería entonces con la suma del sueldo, 148 mil  bolívares mensuales”.

1200 trabajadores afectados

El secretario general del sindicato de trabajadores de la municipalidad, Reinaldo Toro, denunció que Igual situación padecen más de mil trabajadores  dependientes de la alcaldía  quienes tampoco cobran sus sueldos completos. “Los recursos que deben llegar para pagar a deuda son de 200 millones de bolívares y vemos que aprobaron solamente 400  mil millones de bolívares”, señaló el sindicalista, quien aspira que de los recursos aprobados por el presidente de la República le sea asignada su cuota parte a la alcaldía merideña.

“Esperamos que a la alcaldía le corresponda por lo menos de ese porcentaje lo correspondiente para medio pagar los aumentos que decretó el ejecutivo nacional el 30 de agosto”.

Advirtió que la situación financiera de la municipalidad es crítica razón por la cual el problema podría agudizarse con futuros incrementos salariales.