Cipriana Ramos, presidente de Consecomercio

A juicio de la presidente de Consecomercio Cipriana Ramos, la poca distribución de gasolina en el estado Táchira que, durante el último mes, ha generado colas de hasta cinco horas, además del diferente precio por litro en las estaciones convencionales, alternativas y exclusivas, responden solo a las malas políticas que ha venido implementando el gobierno de Nicolás Maduro.

Asegura que el escenario responde a la falta de producción del carburante, también señaló que el posible aumento en el precio que habría solicitado el gobernador de la entidad, José Gregorio Vielma Mora, no podría ser cancelado por los usuarios debido  a la inflación

“El ingreso que permitía grandes subsidios era la venta del petróleo y ya no lo tenemos. No es que sea un precio barato o caro, es que no lo podemos pagar, nosotros no podemos pagar una gasolina a 600 bolívares si tenemos un salario regulado” aseveró

En cuanto a la presencia de productos colombianos en anaqueles venezolanos, señala que hasta la fecha, nadie ha informado sobre qué empresa o institución es la encargada de efectuar este tipo de operaciones ni qué ingresos está recibiendo el fisco nacional.

“Quién importa, no lo sabemos. El empaque no dice quien lo importa que además es una norma. Es decir que yo, como sector privado formal, debo informar en el empaque quien lo está importando. En recorrido efectuado por las carreteras, vemos que los productos no tienen ni las normas sanitarias, ni que persona lo está importando”, dijo.

Por último, aseguró que aunque no han sido invitados, el sector productivo está abierto a participar en las mesas de diálogo que se están llevando a cabo entre gobierno y oposición.

Redacción de Tu Noticia Venezuela