Cosmopolitan.- Si la madrastra es el recurso trending topic en el cine, en los chistes la que gana es la suegra. Con razón o sin ella, la relación nuera/suegra a veces chirría más de lo habitual. ¿Problema? No, problemón. Tu relación se resiente y tu pareja sufre. Te traemos, en tono de humor (pero soltando algunas verdades) los 10 mandamientos inquebrantables para que todo fluya.

1. No te tomarás el parentesco de suegra en vano

No es que siempre tenga razón (lo sabemos), pero si no quieres escenas desagradables (y hacer daño a tu amor), evitarás todo tipo de discusión.

2. Honrarás sus platos y sus dulces

Siempre. Y además le preguntarás cómo ha conseguido darle ese toque tan especial. Necesitas su receta.

3. El día de la madre la llamarás y felicitarás

Gracias por haber traído al mundo a mi otra mitad. Nunca un gesto tan pequeño supuso un avance tan grande. Lo apuntará.

4. No quebrantarás la regla de la doble E (EE)

Educada y elegante. Así te mostrarás pase lo que pase y vivas la situación que vivas. Si te saca de quicio (relativiza…), respirarás hondo y disimularás.

5. Focos a su persona

Desecharás todo afán de protagonismo y evitarás monólogos del tipo “yo, yo y yo…”. Vuelve a leer el mandamiento número 1.

6. Llevarás pensados varios temas de conversación

Los silencios incómodos son demoledores (y más si la conoces poco y estás en el comienzo de tu relación).

7. Halagarás, siempre halagarás…

Pero con cautela. Evitarás cualquier indicio que evidencie la realidad: que le estás haciendo la pelota. Disimula, si te pillan quedarás fatal.

8. No beberás (mucho)

¿Vino? El justo y necesario. La comida pide un brindis, sí, pero no es positivo que te abraces a tu suegra cuando llegue la fase de exaltación de la amistad. Limita el alcohol.

9. Oír, ver y callar

Si ella te dice que su niño es un pieza, sonreirás. No confirmas ni desmientes: puede tratarse de una trampa. (Haz que te suena el móvil y tienes que contestar).

10. Te pondrás en su lugar

Es una auténtica leyenda urbana eso de que las suegras pretendan controlar… Tendrás paciencia, es solo una madre más. Ya te tocará…