Foto cortesía

La Nación.- Debido a dos desplazamientos de terreno a la altura del Jardín Botánico de la UNET que impide a las cuadrillas de Hidrosuroeste llegar al lugar en el que se produjo una rotura en la tubería de 54 pulgadas de la aducción Cordero-San Cristóbal, el servicio de agua potable se verá interrumpido hasta nuevo aviso, en tanto que los trabajadores puedan llegar al sitio y reparar la falla.

Arquímedes Uzcátegui, gerente de Operaciones y mantenimiento de la estatal hidrológica, informó a la comunidad en general que en los municipios San Cristóbal, Torbes y parte de Córdoba se mantendrá sin agua debido a lo difícil que ha sido para los trabajadores acceder al lugar del segundo desplazamiento.

“Trabajamos toda la noche y llegamos al lugar donde estaba la tubería. Pero luego ocurrió un nuevo desplazamiento que dejó el tubo en una especie de cráter al que no hemos podido llegar”, dijo Uzcátegui.

Por ahora, con maquinaría pesada están haciendo movimientos de tierra para construir terrazas que les permitan llegar al sitio y hacer las debidas reparaciones y/o sustituciones.

Uzcátegui invita a la colectividad que se ve afectada por el corte del servicio a almacenar el agua y evitar malgastarla pues no tienen con certeza una fecha exacta para la restitución.