Nota de Prensa/20.06.17.-Darle un nuevo rostro e impulso al boxeo en el Táchira, es parte de la meta que tiene proyectada el pugilista Omar Rosales, quien desde hace meses continua su preparación en la tierra de la cordialidad en busca del cupo que le acredite para estar en la parrilla de Los Caciques de Venezuela, y así representar no solo a la región andina sino al país en la liga mundial de Boxeo.

“Quiero vestir como representante el tricolor nacional fuera de Venezuela, se que llegar a los Caciques no es fácil pero es parte de mi meta, esto me permitirá mostrar lo que hacemos en Táchira y el gran potencial boxístico que tenemos aquí, estamos trabajando para darle un nuevo rostro, una nueva mirada y un nuevo impulso a este deporte en nuestra tierra de los andes” señala el atleta Rosales.

Actualmente el boxeador tachirense se encuentra entrenando con miras al campeonato nacional adulto, el cual está previsto realizarse en el mes de Julio, evento que dará clasificación para el grupo de Caciques de Venezuela y preparase en segunda instancia para ser parte de la selección nacional de los rings.

Rosales añade que cada día de entrenamiento busca fortalecer no solo lo físico, sino lo mental para estar a tono en Julio “Todos los días bien temprano salgo a trotar, luego realizo el acondicionamiento físico con trabajo especial y la piscina, así mejoro el movimiento de piernas, esencial en el Boxeo, además entreno con las cuerdas, sacos y abdominales, todos con el propósito de estar en la cima con mis puños, de ganar en la nacional e ingresar a los Caciques estaré a un paso del ciclo olímpico” indicó el pugilista.

Rosales desde hace meses trabaja en conjunto con los entrenadores Pedro Mantilla y Ciro Orozco, con quienes se mentaliza en siempre corregir lo necesario para conseguir el objetivo de estar en la selección, además de lograr incursionar los juveniles en el ruedo nacional de los rings.