La Fiscalía de Corea del Sur dijo que la presidenta, Park Geun-hye, está implicada en un grave caso de corrupción y tráfico de influencias. EFE

La Fiscalía señaló hoy a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, como cómplice de un sonado caso de corrupción y tráfico de influencias que ha desatado una fuerte indignación en el país.

El anuncio de los fiscales, que no pueden presentar cargos penales contra la mandataria por la inmunidad que le otorga su cargo, se produce que mientras multitudinarias protestas piden desde hace semanas la dimisión de la presidenta, cuyo mandato de cinco años finaliza en febrero de 2018.

Vía EFE