José Gregorio Vielma Mora, gobernador del estado Táchira

Anggy Murillo.- Este martes, el gobernador del estado Táchira, José Gregorio Vielma Mora, reconoció que continúa el contrabando de combustible hacia Colombia, flagelo que, a pesar de un cierre de frontera desde hace dos años, no ha podido ser controlado.

El mandatario tachirense aseveró que a pesar que a diario arriban al estado 70 gandolas con combustible, las colas en las estaciones de servicio se mantienen, según explica, esta situación se debe a que muchos ciudadanos se están dedicando a la venta ilegal de gasolina y su traslado, a través de los pasos ilegales de la frontera, al territorio colombiano.

“Hay gente que está trabajando solo en hacer colas en las estaciones de servicio para cargar combustible y luego sacarlo. Hay que reconocerlo, es un tema de contrabando, aquí un litro de gasolina cuesta un bolívar mientras que en Cúcuta cuesta más de cinco mil”, explicó.

También señaló que se encuentran investigando a los trabajadores de las estaciones de servicio y a funcionarios de los cuerpos de seguridad que se prestan para actos de corrupción a la hora de surtir el combustible.

Nuevas estaciones alternativas

Vielma Mora señaló que el número de Estaciones de Servicio Alternativas (ESA), podría incrementarse de a 12 o 15, destacó que el precio del combustible que actualmente supera los 300 bolívares por litros también se podría elevar.

Sin embargo, explicó que será PDVSA, a través del Ministerio de Petróleo y Minería la que decida cuál será el número de estaciones subsidiadas que serán convertidas a ESA, actualmente, la entidad cuenta con cinco de estos expendios de combustible.

“Como PDVSA no cree sino actúa, estamos viendo qué decisión va a tomar sobre estas estaciones, hemos pedido que dos distribuidoras que funcionan en el Táchira sean llenadas para atender a empresarios, comerciantes e industriales de la entidad”, finalizó.