Las precipitaciones que se han presentado en el estado Táchira durante las últimas horas, generaron saturación y colapso de algunas zonas montañosas en el municipio fronterizo de Junín. (Foto: GV)

Globovisión.- Poblaciones como Providencia y San Vicente de la Revancha, en este momento se encuentran en condición de aislamiento. Según las autoridades del gobierno regional, al menos mil familias estarían incomunicadas por vía terrestre.

A media mañana de este martes se generó la contingencia, pues las lluvias persistentes, provocaron una colada de barro o deslizamiento sobre la ramal 16.

La Comisión de Asistencia Inmediata y Seguimiento de Emergencias, (CAISE), en sus siglas, activó la movilización de retroexcavadoras y maquinaria tipo jumbo para comenzar a remover el material granular que obstruye esta vía rural. De igual manera, entre 20 y 30 funcionarios de Protección Civil Táchira, se trasladaron al lugar.

Personal Obrero del Instituto de Vialidad y Transporte, con maquinaria de la Gobernación, están apoyando los trabajos de recuperación de la vía. No obstante, los pronósticos no son alentadores, por lo menos para las próximas 72 horas se esperan más precipitaciones dispersas sobre la región.

Para los funcionarios de Protección Civil Táchira, encargados de monitorear el tiempo, este registro de lluvias es completamente atípico; primero porque el fenómeno viene desde el sur y no desde el noroeste como regularmente sucede.