Los buses rojos se dedicaron a movilizar a los usuarios que se quedaron varados por la falta de transporte público. (Foto: Diario La Nación)

Diario La Nación.- Atípica fue la prestación del servicio del transporte público este lunes en el estado Táchira, cuando el sector decidió laborar solo desde las 5:00 hasta las 8:00 de la mañana, y a partir de esa hora concentrarse en diferentes puntos para efectuar una caravana como acción de protesta por la eliminación de la tarjeta estudiantil, reajuste de tarifas, escasez de insumos y repuestos, así como por el tema de la inseguridad.   

Más de 100 líneas de transporte del estado se sumaron a esta protesta que recorrió las principales calles y avenidas de la ciudad de San Cristóbal, partiendo desde Rubio-El Mirador, Capacho, La Blanca-El Cucharo, avenidas Rotaria, Los Agustinos-Zona Industrial Paramillo, para finalmente apostarse en la avenida Antonio José de Sucre, y reanudar la prestación del servicio a partir de las cuatro de la tarde.

Germán Duarte, secretario general de la Federación Nacional de Transporte del estado Táchira, explicó que se decidió emprender esta serie de acciones de carácter sindical y pacífico en 17 estados de Venezuela, y el resto, incluido Caracas, van a salir el próximo jueves 9 de marzo a hacer manifestaciones pacíficas con el sector estudiantil que está recién electo y hasta el miércoles toma juramentación y posesión de sus cargos.

—En primer lugar reclamamos la eliminación del pasaje estudiantil, ya que el Gobierno a través de Fontur desmanteló los equipos de la tarjeta inteligente, con la promesa que a partir del 1° de enero tendríamos un nuevo sistema funcionando y resulta que lo pasaron para el 15 de febrero, y supuestamente el Táchira iba a ser piloto, junto a  otros estados. Fontur no cumplió y lo pasaron luego para el 1° de marzo, y nos llevamos la sorpresa que ni siquiera las máquinas están en Venezuela, solo los muestrarios—, expresó.

Igualmente, dijo que le piden al Gobierno solucionar los problemas del transporte en cuanto a la tarifa, que no alcanza para cubrir los costos operativos, aunado al tema de la falta de repuestos e insumos para el sector, que ha empeorado debido al desabastecimiento existente en el país.

—Las tarifas -según un estudio de costos del año pasado- arrojaban Bs. 300, pero con esta hiperinflación que arropa los sueldos, ya no sabemos en cuánto podría ubicarse. Y el parque automotor se sigue deteriorando por la falta de repuestos. En la proveeduría no hay nada desde hace cuatro meses, y desde hace 15 meses no hay aceite, los cauchos no se consiguen, ni batería tampoco. Se consigue pero revendido y el trabajo no da para pagar esos precios exorbitantes—, precisó.

Agregó Duarte que el sector requiere 24 mil cauchos, dos veces al año, y que esas listas se las han pasado al gobernador, pero ante la falta de respuesta las unidades continúan paralizándose. Aproximadamente 40 % de la flota está paralizada, a escala nacional.

Inseguridad/hampa

El otro problema que el gremio del transporte considera latente es el de la inseguridad, ya que en todo el país el hampa se ha vuelto más violenta.

—No solo roban a los pasajeros y al conductor sino, además, asesinan en algunos estados. En Táchira generalmente es robo a mano armada, puede llegar a los golpes, pero son pocos los hechos fuertes que lamentar. Estamos pidiendo seguridad para el pueblo, para todos los ciudadanos, no solo para un sector. La seguridad no debe ser un tema excluyente —, dijo.

—No es la primera vez que protestan por las dificultades que atraviesa el sector. ¿Hay interés del Gobierno en solventar la situación?

—Desde el mes de octubre estamos reunidos en mesa de trabajo, lamentablemente pareciera que el Gobierno no tiene interés en resolver la situación del transporte en general y del servicio público como tal a los usuarios. Hemos esperado pacientemente que el Gobierno genere respuestas, que hasta el momento no ha tenido. Por lo tanto, seguiremos hasta el cansancio buscando el diálogo y las soluciones, sobre todo enfocándonos en las soluciones que no aparecen por ninguna parte—.

“Fue una acción de reclamo”

—Hoy se amaneció trabajando normalmente, incluso desde los municipios que se sumaron a las actividades a partir de las 10 de la mañana, pero retornaron con sus pasajeros a partir de las cuatro de la tarde, al igual que en el municipio capitalino, para llevar a nuestros usuarios a sus viviendas. No es un paro, porque prestamos el servicio desde primera hora del día—, declaró Víctor Velasco, presidente (e) del Sindicato de Transporte del estado Táchira.

Aseguró que prestaron el servicio sin contratiempos, aunque hubo una interrupción del mismo, por espacio de ocho horas, y posteriormente se reanudó.

—No es un paro de transporte, porque salimos a trabajar dese las 5: 00 hasta las 8:00 de la mañana para llevar a los usuarios a sus sitios de trabajo, después de esa hora nos concentramos para hacer una caravana desde diferentes puntos, en protesta por la situación del transporte, que está desapareciendo por culpa de las malas políticas del gobierno nacional. A las 4 de la tarde todos se reintegran al servicio para regresar a los usuarios a sus hogares—, reiteró.

Además, solicitó al pueblo apoyarlos, porque las unidades están trabajando con mucha dificultad y lo que se avecina es que el transporte vaya a un paro técnico en todo el país.

—El pueblo se va a quedar sin el servicio por culpa del Gobierno. Esto no es paro, es una caravana, un llamado de atención al Gobierno, y tampoco es una acción política, porque aquí lo que hay son trabajadores. Es una decisión a nivel nacional, algunos hicieron paro, otros marcharon y varios hicieron caravanas, como en el Táchira—, manifestó.

Los voceros apuntaron que el transporte está garantizado después de las cuatro de la tarde, ya que la idea no era hacer un paro sino una protesta por la emergencia que atraviesa el sector.