La irrupción de los dos funcionarios venezolanos en territorio colombiano causó malestar y rabia entre los habitantes de Paraguachón. (Foto: Referencial)

Diario La Nación.- Por algunas horas, dos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional –Sebin- fueron retenidos e insultados por vecinos de Paraguachón en La Guajira, por haber  ingresado –presuntamente- de manera ilegal a territorio colombiano.

Posteriormente ambos fueron entregados a las autoridades colombianas, que se encargarían de tramitar su deportación a Venezuela.

El hecho tuvo lugar este domingo, a las 5 de la tarde. Según las primeras versiones, los uniformados entraron al vecino país disparando, por el puesto de Paraguachón, estado Zulia, en medio de una supuesta persecución a contrabandistas.

Según el coronel Fernando Andrés Polo, comandante del grupo Matamoros de la Costa, los uniformados venían persiguiendo “a unos presuntos delincuentes que se desplazaban en una motocicleta y, sin percatarse, cruzaron la frontera”.

Sin embargo, la comunidad del barrio San Martín, de Paraguachón, en La Guajira, se molestó con la presencia de los funcionarios de inteligencia venezolana, y enfurecida les gritaban e insultaban, mientras que las autoridades colombianas los detenían y trasladaban a Maicao.

Los identificaron como Félix Angulo y José Gutiérrez, un comisario y un inspector, adscritos a la Base Territorial Maracaibo, quienes fueron tomados en custodia por Migración Colombia, al igual que el vehículo oficial  del Sebin, en el que se desplazaban  y fue inmovilizado por la gente.

También “tenían unas armas de fuego que quedan a disposición de la Policía Nacional para que por el canal diplomático se decida qué se va a hacer”, indicó el coronel José García, comandante de la Policía de La Guajira.